El sonido varía mucho dependiendo de la posición del micrófono utilizado. En este artículo examinamos los beneficios y consecuencias de las diferentes colocaciones de micrófonos miniatura

En este experimento, nos colocaremos a un metro de distancia de la posición del micrófono, frente a la persona que esta hablando. El sonido de la voz en esta posición se percibe como sonido directo. Este será nuestro sonido de referencia. A continuación, colocamos varios micrófonos miniatura (omni) idénticos alrededor de la persona que habla y analizamos la diferencia entre el micrófono de referencia, a un metro de distancia, y el micrófono en la frente, oído, pecho, etc. El experimento lo realizamos en una cámara anecoica sin reverberación ni reflexiones, para centrarnos en las diferencias de colocación.

La diferencia tonal entre el micrófono de referencia (a un metro de distancia) y el micrófono en el cuerpo, se muestra en los gráficos.

Micrófono en la frente

La colocación en la frente es similar a la referencia, lo que significa que el timbre de la voz es casi idéntico a la voz que normalmente escuchamos de esta persona. Un pequeño realce alrededor de 800 Hz y una pequeña atenuación justo después, alrededor de los 1500 Hz, pero en general una respuesta de frecuencia similar. Las consonantes se conservan.

Micrófono en la oreja

La colocación por encima de la oreja, que obviamente está detrás de la boca, atenúa las frecuencias más altas. Todavía vemos un realce alrededor de los 800 Hz, pero en el rango de 1 kHz y hacia arriba desaparece, lo que significa que la mayoría de las consonantes importantes se pierden.

Micrófono al lado de la boca (lavalier)

Colocado en el lado de la boca, el micrófono lavalier no es tan malo para la inteligibilidad como la posición de la oreja. El rango entre 1 – 2 kHz se conserva ligeramente mejor. Las consonantes en este rango de frecuencia suenan más naturales y por lo tanto la inteligibilidad es mucho mejor. Esta colocación continua un poco detrás de la fuente de sonido y por lo tanto pierde algunas de las frecuencias extremadamente altas. No es tan bueno como la posición de la frente.

Micrófono en el Pecho y cuello

Estas posiciones, incluida la posición de montaje de la corbata, son las peores: un desafío para la inteligibilidad de la palabra. Debido a que el micrófono se coloca debajo y detrás de la fuente de sonido, todas las frecuencias más altas prácticamente las perdemos. No obstante la peor posición está debajo de la barbilla, en el cuello, porque es la más lejana de la fuente de sonido. El mayor desafío para ambas posiciones es que entre el rango  2 y 4 kHz está prácticamente eliminado del espectro sonoro, lo que resulta muy malo para la inteligibilidad de la palabra.

 

 

 

En conclusión, cuando coloque el micrófono debajo o detrás de la boca, deberemos compensar la colocación con un ecualizador. Pero conscientes que todo lo demás alrededor del micrófono también será captado y ecualizado. La mejor solución para un resultado natural es el uso del micrófono en la frente. Este sonido requerirá un mínimo de trabajo de postproducción.

 

Artículos relacionados
  • ¿CONOCES NUESTRA
    TIENDA ONLINE?

    ENCONTRARÁS OFERTAS
    Y DESCUENTOS ESPECIALES

    PARA PROFESIONALES DEL
    SONIDO Y LA ILUMINACIÓN

    Entrar
  • Abrir chat