Os explicamos las principales diferencias de rendimiento de un micro onmidireccional y un micro direcciones, según el estudio que ha realizado Mikel Nymand, especialista de producto de DPA.

Los parámetros utilizados en este estudio han sido los siguientes

1- Sonido ambiente

Muchos ingenieros son reacios a usar micrófonos omnidireccionales en una configuración de múltiples micrófonos con varios músicos o fuentes de sonido debido a la influencia del sonido ambiente y, sin ni siquiera probar, eligen los micrófonos direccionales por costumbre. Un cardioide puede ser la opción correcta, pero a menudo un omnidireccional daría un mejor rendimiento, debido a sus cualidades sónicas, gestión de SPL, ruido de viento y popeo y tolerancia al efecto de proximidad.

Además, la influencia del sonido ambiente en un micrófono omnidireccional, sonará más natural. El sonido ambiente solo es un problema si suena mal. Si la captación de una fuente de sonido en otro micrófono suena natural, puede ser beneficioso en la forma en que agrega un tono ambiental natural al carácter de la fuente de sonido principal. Todos los micrófonos DPA, direccionales y omnidireccionales, tienen una respuesta fuera del eje extremadamente suave y natural. El micrófono no solo sonará bien en el eje sino también fuera del eje. Por la presente, ofrecemos al ingeniero la posibilidad de lograr una captación más fiel y natural y una mejor herramienta para adaptar su técnica de microfonía.

2- Separación de canales

Si elige un micrófono omnidireccional, la separación de canales entre varios micrófonos puede ser menos precisa que con un micrófono direccional, porque el omni captará el sonido de todas las direcciones. Por lo tanto, si se prefiere la separación de canales, la relación entre el sonido directo e indirecto puede ser más desfavorable con un omni.

Sin embargo, el omni se puede poner más cerca de la fuente, sin la variación del efecto de proximidad como ocurre con un micrófono direccional (transductores de gradiente de presión). La influencia del sonido ambiente, que aún se produce (en un entorno acústico que no se puede evitar por completo) es al menos de una calidad tonal neutra y puede agregar un poco de «relleno» agradable alrededor del instrumento.

Como regla general, se puede decir que, si colocamos un cardioide a una distancia de 17 cm de la fuente, un omni a 10 cm tendrá la misma proporción de sonido directo e indirecto que el cardioide.

3- Manejo de SPL

¿Qué pasa con las fuentes de sonido de alto nivel presión sonora y un micrófono de condensador? ¿Y cómo hago frente a los consejos anteriores sobre cómo acercar un omni aún más cerca de la fuente de sonido? Bueno, en la mayoría de los casos un micrófono DPA puede gestionar esta situación sin problema. Una de nuestras especialidades es manejar niveles extremadamente altos de presión sonora (SPL). Utilizamos una placa posterior prepolarizada que se carga con aproximadamente 230 V, lo que nos permite mover el diafragma y la placa posterior a mayor distancia una de la otra sin perder sensibilidad. De este modo, el diafragma puede tener un desplazamiento mayor sin tocar la placa posterior, lo que haría que la señal clipara.

4- Relación ganancia / retroalimentación

El uso de micrófonos omnidireccionales en aplicaciones de sonido en vivo precisa de condiciones especiales tanto en la calidad del equipo como en la experiencia del ingeniero de sonido.

En general, con los direccionales, la relación ganancia / retroalimentación se reducirá un poco, ya que los cardioides se acoplarán con una ganancia más alta que los omnis, lo que en sí mismo puede tener una importancia relativa. Además, la característica del acople cambia. Los micrófonos direccionales tienden a retroalimentar a altas frecuencias, mientras que la mayoría de los omnis tienden a acoplar en el rango medio bajo o bajo. La retroalimentación también se produce de una manera diferente. Los micrófonos direccionales se retroalimentan de manera repentina, en los omnis se produce lentamente, a menudo comenzando como un zumbido bajo. El uso de omnis en el escenario ofrece una ventaja especial, ya que es posible ajustar la ganancia a una relación constante de retroalimentación el escenario. Esto los hace más efectivos ya que es posible que el artista se mueva por todo el escenario sin entrar repentinamente en una zona de acople.

5- Coloración fuera del eje

Un micrófono direccional tiene, como su nombre lo indica, una respuesta direccional, con un ángulo de cobertura de aprox. 130 °. Los sonidos de la parte posterior están en su máxima atenuación en unos 30 dB, pero esta atenuación depende de la frecuencia. En otras palabras, el cardioide podría tener una buena respuesta de frecuencia plana en el eje, pero fuera del eje puede variar notablemente. De hecho, algunos micrófonos direccionales tienen una respuesta muy pobre fuera del eje. Esto significa que los sonidos captados desde los lados y la parte posterior tienen un color más acusado; la industria lo denomina «el efecto de cortina».

Aunque el sonido se atenúa hacia los lados y la parte posterior, seguirá afectando al sonido general y hará que la reproducción sea más turbia y menos natural. Los micrófonos cardiodes de calidad tienen una respuesta más limpia fuera del eje. Los micrófonos cardioides DPA responden a esta situación de la manera más limpia y natural.

6- Patrón polar
En principio, un micrófono omnidireccional captará el sonido por igual desde todas las direcciones. Sin embargo, el micrófono será cada vez más direccional cuanto más aguda sea la frecuencia. Cuanto más pequeña es la cápsula, más fiel es la captación del micrófono. Hay diferentes tipos de micrófonos direccionales, cardioide, hipercardioide y supercardioide. Difieren en la captación del sonido desde los lados y por detrás, pero también en la naturalidad del sonido del micrófono.

7- Diseño
El micrófono omnidireccional tiene un transductor de tipo de presión (sensible en una sola cara del transductor) es, en su principio de funcionamiento, una construcción de cápsula más simple que un micrófono direccional con transductor de gradiente de presión (transductor sensible en sus dos caras). La simplicidad puede dar como resultado un sonido más limpio y dinámico con una respuesta de frecuencia más plana. Debido a la naturaleza de un micrófono omnidireccional de diafragma único (el sonido solo excita el diafragma de frente), la construcción también puede ser más resistente y, por lo tanto, ofrece una confiabilidad y estabilidad térmica aún mejores.

8- Efecto de proximidad
Para mejorar la separación de canales entre otros micrófonos, el micrófono omni podría colocarse más cerca de la fuente. Esto evitará la captación de algún sonido ambiente. Sin embargo, cuando se utiliza un cardioide, el sonido sufre el llamado efecto de proximidad; cerca de la fuente, se aumentan las frecuencias más bajas. Por lo tanto, el sonido ambiente puede tener menos influencia, pero en su lugar podemos tener un sonido retumbante. Debido a la proximidad de la fuente de sonido, el equilibrio tonal en el rango de frecuencias medias y altas también se verá afectado. Se necesita ecualización para restablecer el equilibrio tonal.

9- Respuesta de baja frecuencia

Los micrófonos de condensador omnidireccionales tienen en general una mejor respuesta en las bajas frecuencias y una distorsión más baja que los micrófonos direccionales en una distancia de más de 30 cm. En las pruebas de escucha, esto a menudo se describe como una «respuesta más completa o más cálida en el bajo». Nuevamente, se necesita ecualización en el micrófono direccional para compensar la pérdida de graves.

10- Viento y popeo

El viento, el popeo y el ruido de manejo también pueden convertirse en un problema cuando se usan micrófonos direccionales. Los micrófonos direccionales son mucho más sensibles al ruido del viento y el pop que los micrófonos omnidireccionales. Esto debido al uso de diafragmas más blandos en los micrófonos direccionales, que se excitan más fácilmente. Los diafragmas de los micros omnis DPA están hechos de acero inoxidable o níquel. Estos materiales son más duros y son menos sensibles a estos efectos.

11- Distorsión

Los niveles de distorsión también deben considerarse al elegir entre micrófonos direccionales y omnidireccionales. Los micrófonos direccionales tienden a distorsionar más que los micrófonos omnidireccionales, lo cual es importante cuando se trabaja con niveles altos de SPL en situaciones de micrófono cercano a la fuente sonora. La diferencia de distorsión entre los micrófonos direccionales y omnidireccionales es evidente al comparar las especificaciones de THD en la gama de productos de DPA. Si usa un micrófono direccional, asegúrese de usar uno con baja distorsión y alto margen antes de clipping.

 

CONCLUSIONES

La elección de un micrófono omlidireccional da un sonido más natural, puede manejar niveles de presión de sonido extremadamente altos, no sufre el efecto de proximidad y no es tan sensible al viento, pop o ruido de manejo.

Por ello nuestra recomendación es que: en situaciones de microfonía, se debe considerar seriamente la elección de un DPA omni